Javier Hernández y otros cocineros se reinventan ante la crisis del coronavirus

Siga leyendo aquí

Todos los días, cuando se aproxima la hora de comer, se monta en su furgoneta y comienza a repartir entre los hogares malagueños. «Esta semana hemos hecho callos fuera de carta», dice satisfecho. Javier Hernández, el chef del restaurante Candado Golf, es uno de los cocineros que estos días trata de reinventarse adaptando su negocio a la nueva realidad que ha provocado el coronavirus.

Como algunos colegas de oficio, ha decidido reabrir su cocina para ofrecer un novedoso servicio a domicilio con el que paliar las pérdidas. Este rumbo también lo han tomado otros negocios importantes de la ciudad como Verum, Beluga o Da Luca. Y no serán los únicos. «Se trata de reinventarse o morir», confiesan.

Otro que también han vuelto a… Siga leyendo aquí

Los comentarios estan cerrados.